27 de marzo de 2011

"El sueño de Tesla"

Desde el Pandemonium...
Un saludo a ti, lector, que te dispones a leer tan brevísimas líneas que de esta mente atormentada por la virtud humana logran surgir y plasmarse en estos lugares recónditos de la red mundial. Bien, ahora regresando al tema que nos compete, seguramente habrás notado que en los últimos años, las últimas noticias que del mundo occidental emergen, y que poco a poco han ido atrapando a un sinfín de mentes nuevas, neófitas e ignorantes (cabe hacer mención), son portadoras de augurios y malos presagios; pareciera que el fin está cerca (algo que a los miles de charlatanes y "brujos" hace más que felices). Esto no es del todo reciente (como se nos ha querido vender la idea, tal comerciantes en la Antigua Roma) ¡No mi querido lector! Esto no es nuevo. Es más, daré rienda suelta en otra ocasión para platicarte (o mejor dicho, recordarte) de lo que se ha tramado ya desde tiempos inmemorables... ¡El Nuevo Orden Mundial! Algo que pareciera ciencia ficción (rogaría al Dios de Adán y Eva que así fuese; pero la realidad se escapa de nuestras mortales vidas), pero nada de eso.
Ya me desvié del tema. Te traigo algo que como dije anteriormente, es de importancia y es real (siempre podrás tener en mí una prueba fehaciente y una confianza extrema de que quien esto escribe está comprometido con la lealtad, la verdad y los buenos principios existenciales. ¡Soy un científico! Lucharé por la verdad siempre). Nada menos que un proyecto de la que hasta el siglo pasado fuera la "Primera Potencia Mundial", y que ahora, se subleva ante el mundo entero, a través de una nueva guerra; a mi entender, se trataría de la II Guerra Fría (O Guerra Fría 2.0) dada por la ahora sí, TECNOLOGÍA FUTURISTA. ¿Y por qué digo ahora sí? Resulta que desde los tiempos del gran científico Nikola Tesla (Sí, sí, aquél que vivió bajo la sombra de T. Alva Edison) ya se categorizaba una nueva vertiente de ciencia: Geotecnología, basada, como su nombre lo indica, en las propiedades (y bondades) de "Gaia" (en Celta=Tierra).
Este proyecto americano, se sitúa en la tierra ártica de Alaska, cerca del monte Sanford. Y para no hacerte esto tedioso (tal costumbre mía) te diré que se plantea que el objetivo de este proyecto (hasta en su propia homepage puedes corroborarlo) es el de "manipular" el clima en diferentes (la que gustes) regiones del planeta, a través de la emisión de ondas (tal "Sueño de Tesla")
Chécate la webpage, y lo comentamos:

High Frequency Active Auroral Research Program

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada